Inicio / Viajes personales / El primer viaje a Nueva York de: Jon Tristán
Jon Tristan en Nueva York

El primer viaje a Nueva York de: Jon Tristán

Jon, un Salmantino amante de Nueva York, contactó con nosotros a través de nuestro blog hace unas semanas ofreciéndose para colaborar como redactor y entusiasmado por contar sus viajes a la city, en los años 2004 y 2008, a todos nuestros lectores. En este artículo nos va a contar sus experiencias y vivencias durante su primer viaje en el año 2004, fecha donde Nueva York todavía se resentía de los atentados del 11-S ocurridos 3 años atrás. ¡Esperamos que os guste!.

¿Cuando y con quien viajaste?:

Mes de Julio del 2004. Viajé solo por estudios.

¿Dónde te alojaste?:

La primera vez que estuve en Nueva York me alojé en una residencia universitaria que se encuentra en la Universidad de Columbia y Harlem, se llama Manhattan School of Music que se encuentra en 120 Claremont Avenue. No estaba mal situada y el metro lo tenía a 50 metros. Las habitaciones eran amplias y tiene unas vistas espectaculares de Manhattan con la Universidad de Columbia en primer plano y el skyline de Nueva York con el Empire State Building como punto de referencia en un segundo plano.

Viaje a Nueva York de Jon Tristan 01

¿Por qué decidiste viajar a Nueva York?:

Siempre quise estar una larga temporada en la ‘Gran Manzana’ y quería hacer un curso intensivo de inglés, así que tras buscar la información necesaria y valorar otros destinos. Me decanté por ‘la ciudad que nunca duerme’ porque quería estar en un sitio en el que estuviera al 100% motivado para adentrarme en la lengua de Shakespeare.

¿Cómo recuerdas ese momento de salir a callejear por primera vez la ciudad?:

Sinceramente, con algo de miedo y con muchos nervios. Como ya comentaba antes, la residencia se encuentra entre la Universidad de Columbia y Harlem y claro, la única información que tenía era de las películas y Harlem no salía siempre muy bien parada. Recuerdo que mi primera noche en Nueva York fui a cenar Shusi a un restaurante japonés junto a una chica sueca y un alemán (que tenían su habitación en mi planta). La experiencia no fue muy buena porque nunca había ido a un restaurante a comer pescado crudo, pero “eh, estás en Nueva York, hay que probar cosas nuevas”… y lo hice.

¿Qué es lo que más te impactó de la ciudad?:

Lo que más me impactó de la ciudad fue la “oleada” de gente que va por la acera y lo rápido que va todo el mundo cuando se dirigen al trabajo. Recuerdo el primer día que tenía que ir a la academia (que se encuentra en pleno Midtown, la 7th Avenue con W29 St.) que al pararme para comprobar la dirección de la escuela la gente casi me lleva por delante.

En cuanto a las zonas de visita que más me impactaron fueron Times Square y la Zona Cero (recordad que fui por primera vez en 2004, hacía solamente 3 años que ocurrió el 11 de septiembre), sin olvidar el observatorio del Empire State Buiding, Little Italy, Greenwich Village, la zona de la Universidad de Nueva York (Washington Square Park), el puente de Brooklyn, Wall Street…

De Times Square me impactó la cantidad de vida y las luces que tiene. Suena a tópico, pero es como en las películas, incluso mejor. Da igual la hora a la que vayas que la masa de gente y de coches que hay es constante, el anuncio de Coca-Cola, Hard Rock Café, Planet Hollywood, los carteles de los musicales, la boca de Metro… y tantas, tantas cosas que si me paro a numerarlas todas no acabaría nunca, pero Times Square es el mejor ejemplo de lo viva que está la ciudad.

Con respecto a la Zona Cero, todavía recuerdo la sensación que me produjo. Era una extensión de terreno enorme, rodeada de vallas con los nombres de las personas que desaparecieron en el atentado junto a imágenes del antiguo World Trade Center junto al nuevo proyecto (ya casi una realidad a día de hoy). La Torre 7 estaba en construcción y tenía una lona en la fachada que rezaba “The rebuilding continues”. Esta zona me sobre-impactó porque me daba la sensación de estar frente a una herida recién cosida y que le faltaba mucho por cicatrizar, tanto por la ausencia de edificios como lo presente que estaban (y están) las víctimas del 11-S. Recuerdo el silencio de la Zona Cero, un silencio distinto que puede haber en Central Park por ejemplo; era un silencio unido al dolor que tres años después le producía a la gente de allí. Al día siguiente le comenté esta sensación a mi profesor y él me dijo que mucha gente todavía se resistía a ir allí, ya no solo porque conocieran a alguien que trabajara en las Torres Gemelas, sino porque los aviones del 11-S también golpearon su estilo de vida. Por primera vez se vieron atacados y amenazados y ese miedo les impedía ir a la Zona Cero.

¿Y lo que menos te gustó?:

¿Puede haber algo que no guste? Jeje. Por poner algún pero… me sorprendió lo “abandonado” que está el metro en algunas zonas. Está muy bien comunicado, es muy seguro, pero algunas paradas daban pena verlas.

Chinatown, me parece un barrio totalmente prescindible o, si se quiere visitar, no estar más de 10 minutos… No me aportó nada. Si te hace gracia algún cartel de McDonald’s escrito McDonald’s en chino, pero nada más.

¿Cual de sus tiendas y centros comerciales recomendarías a otros viajeros?:

Macy’s no está nada mal. Es como un Corte inglés “hormonado”, es enorme y puedes encontrar de todo. Si no encuentras algo en Macy’s es que no existe. Century 21st (junto a la Zona Cero) está muy bien y si buscas puedes encontrar algún chollo. La tienda de Ralph Lauren en 867 Madison Avenue, que aunque te vayas al final con las manos vacías es digna de conocer, sin olvidar la Apple Store, un auténtico paraíso donde nace Central Park y enfrente del mítico Hotel Plaza.

De la infinidad de restaurantes que hay en Nueva York, ¿cual fue el que más te gustó o mejor recuerdo te trae?:

Pues cerca de la residencia había una hamburguesería 100% New Yorker que se llamaba Toast y que han sido las mejores hamburguesas que he comido en mi vida.

En Times Square hay una pizzería que se llama Sbarro que tampoco está nada mal. Puedes comer una New York Pizza en el corazón de la ciudad a muy muy buen precio. No es una maravilla, pero te quita el hambre.

Tom’s Restaurant se encuentra en el 2880 Broadway, al norte, muy cerca de mi residencia. En un principio es un restaurante normal, pero eso sí, es el restaurante en el que se rodaba la serie Seinfield.

Viaje a Nueva York de Jon Tristan 08

Y hablando de la comida… ¿te gustó?:

No está mal, pero para ser sinceros, la comida española es mil veces mejor. Utilizan muchas salsas que muchas veces matan el sabor de lo que estás comiendo y al final te da igual comerte un costillar o un trozo de cartón, que con la cantidad de salsa barbacoa que le echan sabe todo igual. Me sorprendió también que sirvan mucha comida en los platos, para mí totalmente desproporcionada. Yo soy de buen comer y no pude nunca acabar con la comida. Eso sí, entendí perfectamente porqué la gente se llevaba el “cisne” con el resto de la cena.

¿Hiciste alguna excursión o actividad contratada? ¿Que tal la experiencia?:

Lamentablemente no. Tenía pensado ir a conocer las Cataratas del Niágara, pero como tuve que solicitar un visado de estudiante me recomendaron que, para no tener líos con inmigración, no fuera porque en algunos puntos de esa excursión estás en Canadá.

También me hubiera gustado conocer Washington pero no encontré voluntarios que me acompañaran. Aún así estuve dos meses en lo que llamo “mi isla” y me permitió conocer lugares curiosos donde se han rodado los exteriores de películas y series y para un cinéfilo como yo son muy recomendables.

Como excursión no sé si vale, pero fui en un crucero que da la vuelta a la isla de Manhattan. 100% recomendable. El barco se coge justo al lado de donde se encuentra el Intrepid y si vas al anochecer puede ser una auténtica maravilla.

Y para terminar, ¿volverás a Nueva York?:

Claro. Ya fui en 2008 con mi hermana (esta vez solo como turista) y me gustó todavía más que la vez anterior. Muchas de las actividades como subir al TOR del Rockefeller Center, por ejemplo, ya estaban reabiertas al público y tengo que quitarme la “espinita” de conocer Washington. Lo más probable es que vuelva cuando el observatorio de la Torre de la Libertad del WTC ya esté abierto al público y así poder conocer las vistas que se obtienen desde el Sur de la isla y otra perspectiva del Empire State Building.

Cuenta a otros viajeros los motivos por los que Nueva York debe ser su próximo destino:

Gracias a mis explicaciones conozco a seis personas que han ido, han seguido mis indicaciones y les ha encantado. La única “contraprestación” que les pido es una foto de las obras de la Zona Cero, un ritual que hasta la fecha han cumplido todos. De hecho, mis amigos quieren ir a conocer Nueva York, pero están esperando a que yo pueda para acompañarles. Siempre les digo lo mismo, es un concepto de ciudad diferente a las ciudades europeas, pero que aún así tiene vestigios muy importantes de lo que es la historia de Estados Unidos; les suelo decir que es como el Toledo de allí y que es la carta de presentación del país.

Además, les suelo decir que es una ciudad muy cómoda para conocer tanto andando como en Metro (si ya están cansados) y que es mucho más segura de lo que piensa la gente. Sin hablar de los precios, quitando el viaje en avión (que todavía no he encontrado ningún truco), si se busca bien puedes conseguir una estancia que no se dispare mucho el presupuesto sin perderte ninguna visita obligada, o ir “a todo trapo” y vivir unas vacaciones de lujo.

Central Park, el Empire State Building, el Edificio de la ONU, Chrysler Building, Grand Central Terminal, Times Square y un largo etcétera son buenos aliados para defender porqué deben ir a Nueva York y no a otra ciudad de vacaciones.

También les suelo decir que muchas veces, gracias al cine conoces muchos de los enclaves de la ciudad. Curiosidades como los taxis, los puestos de perritos calientes y la gente con el vaso de café en la mano son cosas que también me suelen preguntar.

¡Nos vemos en Nueva York!

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

El primer viaje a Nueva York de: Jon Tristán
5 5 votos

Sobre Nacho Villen

Apasionado de la tecnología, las redes sociales y el mundo Apple. La ciudad de mis sueños: Nueva York, sobre la cual comparto mis vivencias y conocimientos en este blog personal.

¡Esto te puede interesar!

Maratón Nueva York 2016

Correr maratón de Nueva York 2016 Parte 1

Me llamo Migue Gil, soy valenciano, y un apasionado a partes iguales de Nueva York …

2 Coment.

  1. Carlos Ferreras

    Me gusto el blog; me dió una primera información para mi primer viaje; al respecto quería conocer si es viable el ascenso a la estatua de la Libertad para personas con exceso de peso o problemas de rodilla

    • Hola Carlos. No deberíais tener problemas para subir, si bien es cierto que salvo que sea algo que os genere especial ilusión, quizás podríais invertir esos dólares en subir al Rockefeller Center o Empire State.

¿Algún comentario? ¡Compártelo con nosotros!