Inicio / Viajes personales / Nuestro viaje a Nueva York – Día 1 (01 de Septiembre 2012)
Header dia 1 - Times Square

Nuestro viaje a Nueva York – Día 1 (01 de Septiembre 2012)

Era sábado, 1 de septiembre de 2012, y aun recordamos ese día como si fuera ayer. Maletas en el suelo, ropa (no mucha) dentro, cargadores de iPad, cámara de fotos, cámara de video y móviles, calzado cómodo (¡imprescindible!) billetes de avión y reserva de hotel impresos y bien ordenados, ¡PASAPORTE!, unos cuantos cientos de dólare$ y, sobre todo, sueños a punto de cumplirse dentro de esas maletas. Pocas horas antes de salir de casa, dejaba este mensaje en mi Facebook (Nacho):

“Ha llegado el día. Ha sido mucho tiempo, quizas demasiado, el que ha pasado hasta cumplir uno de los sueños de mi vida. Pero ese dia ya esta aqui, y si tanto he tenido que esperar seguro que es porque asi ha tenido que ser. Vuelo hacia Nueva York, la ciudad de mis sueños, y lo hago con la persona que mas quiero en el mundo Vanessa HR. Una extraña sensacion corre por dentro de mi: nervios, emocion, ilusion… pero no hay nada que me llene más que cumplir sueños personales, y hoy sin duda, cumplo uno de ellos.

Nos hablamos dentro de una semana amigos. Si el Lunes que viene no sabeis nada de mi… venir a buscarme a la City.

Nueva York… tenemos una cita. Te veo en un rato.”

Viaje Nueva York 01

Y volamos. Cerca de 9 horas dentro de un avión de la compañia DELTA que, por suerte en esas fechas, hacía la ruta VLC-JFK sin escalas. Estrecho pero cómodo. Eran las 16:30, hora local… y las ruedas tocaban suelo americano. Lo primero, encender móviles para avisar a las familias… y los “amigos” de Orange se encargaron de que yo no pudiera hacerlo (…). Directos a la terminal y a la temida cola para pasar la aduana. Por suerte, delante de nosotros no llegaron muchos aviones, por lo que ene unos 45 minutos estábamos frente al típico policía neoyorkino (NYPD) con cara de pocos amigos, pocas palabras, observando el pasaporte mientras te escanea una y otra vez con su mirada de arriba a abajo… pregunta de rigor: “Holidays?”, – Yes…, “How many days?”, – One week… nuevo escaneo visual… y PAM, ¡cuño!. Nueva York, ¡allá vamos!.

Viaje Nueva York 02

Por eso del ser la primera vez, del no saber que te encontrarás allí, decidimos contratar un coche con chofer. ERROR. 2 llamadas a un número gratuito (si, lo es, pero si tienes un móvil de allí), paseos por las terminales con las maletas a cuestas porque el coche con nuestro número no aparecía por ningún sitio, hasta que 25 minutos después, apareció. Consejo: chicos, no lo dudéis, y si queréis rapidez (y emociones fuertes) por el mismo precio coger un taxi en la puerta del aeropuerto o, mejor aun, la lanzadera que os llevará hasta el metro y de ahí a Manhattan por muchísimo menos dinero.

Una vez en el coche, pocas palabras. Todo era mirar por las ventanillas, a un lado y a otro, por delante y por detrás, queriendo ver hasta donde la vista alcanza. Tras callejear y tomar un par de enormes carreteras, el coche comienza a subir una pequeña pendiente, que ni el mejor de los arquitectos la hubiera podido poner en mejor lugar… de repente, conforme el coche alcanza lo más alto, empieza a aparecer la silueta de Manhattan. SIN PALABRAS. Lágrimas en los ojos. Sensación indescriptible que creo que solo puede vivirse, no contarse. Majestuosidad por todos lados. El recorrido sigue hasta que 40 minutos después de subir al coche, y tras pasar un túnel, aparecemos en pleno Manhattan y, pocas calles después, nuestro hotel.

Viaje Nueva York 03

Tras los papeleos, firmas y fianzas con tarjeta (recordar, VISA), recogemos la llave de nuestra habitación alrededor de las 20:00h. Entrar, descargar (por fín), vistazo general… ¡y a callejear!. No queríamos perder ni un minuto en descansar, ya tendremos tiempo (o eso queríamos pensar), así que plano en mapa nos situamos en plena 28St., caminamos dirección 5th Ave., y nada más girar… ahí estaba, reinando en el medio de la ciudad, el Empire State. Fotos, fotos y más fotos, como si no fuésemos a pasar nunca más cerca de él. Todas parecían pocas. Seguimos caminando avenida arriba con destino Times Square, aunque la sorpresa estubo un poco antes, justo en la esquina con la 42St. BRYANT PARK. Pura magia. Habíamos oído a mucha gente hablar de él, pero nunca imaginamos que un ‘simple’ parque tuviera algo tan mágico como ese. Enorme, verde, repleto de gente descansando, jugando, leyendo en sus bancos y sillas distribuidas por todo el lugar, iluminado desde lo más alto de la torre del Banco de América. Y pocos metros después, ahí estaba, con sus enormes pantallas luciendo publicidad a todas horas, Times Square. Sábado, 21:30h y lleno hasta la bandera. Entrada fugaz a algunas tiendas y directos a sentarnos en sus famosas escaleras. La imagen sirve para no tener que seguir escribiendo sobre lo que allí nos encontramos.

Viaje Nueva York 04

De vuelta al hotel, parada en uno de los cientos puestos de perritos calientes que hay en todo Manhattan, y de ahí, a sentarnos al cesped de Bryant Park, no podíamos esperar a otro día para disfrutar de ese placer. Un ratito de descanso, y camino hacia el hotel. Se terminaba nuestro primer y largo día en Nueva York, pero el sueño no había hecho más que comenzar.

Viaje Nueva York 05

Nuestro viaje a Nueva York – Día 1 (01 de Septiembre 2012)
5 4 votos

Sobre Nacho Villen

Apasionado de la tecnología, las redes sociales y el mundo Apple. La ciudad de mis sueños: Nueva York, sobre la cual comparto mis vivencias y conocimientos en este blog personal.

¡Esto te puede interesar!

Maratón Nueva York 2016

Correr maratón de Nueva York 2016 Parte 1

Me llamo Migue Gil, soy valenciano, y un apasionado a partes iguales de Nueva York …

2 Coment.

  1. ¡Hola! Si en poco más de un mes estamos de vuelta por allí…. esta vez tocará coger ropa para ir un ‘poco’ más calentitos 🙂 ¡Ya os contaremos!

  2. Me encantan tus historias contando como os fué por nueva york, me puedo imaginar ya alli!!! jajajajja Vane me dijo que volviais en Diciembre… Que envidia cochina!! jajajajaja

¿Algún comentario? ¡Compártelo con nosotros!