Atracciones en Nueva YorkImprescindibles

El Puente de Brooklyn: El puente más famoso de Nueva York

Cruzar el puente de Brooklyn es imprescindible en tu viaje a Nueva York

¿Cuántas veces hemos visto la imagen de ese emblemático símbolo de Nueva York en películas y series televisivas? Muchísimas. Sin ir muy lejos, los villanos del último capítulo de la trilogía del Caballero Oscuro (The Dark Knight) utilizaban las costas heladas bajo el puente de Brooklyn para enviar a sus víctimas a un destierro sin destino. Godzilla también atacó el puente, quedando atrapado entre sus torres y ¡Superman lo ha sobrevolado con su amada Lois Lane, cientos de veces!

Sin lugar a dudas, uno de los iconos de Nueva York, no solo por formar parte de este paisaje tan reconocible de la ciudad, sino también por el valor arquitectónico y social de su construcción.

Historia del puente de Brooklyn

La construcción del puente de Brooklyn comenzó en 1869. Por aquel entonces, la población de Brooklyn, fundada por colonos holandeses en el siglo XVII, era una ciudad independiente, y de hecho, una de las ciudades más grandes del país.

Para desplazarse de Brooklyn a Nueva York era necesario hacerlo en un ferry, por un trayecto que a menudo era muy peligroso debido a la velocidad del río, y al clima cambiante de la ciudad. Con el creciente movimiento de trabajadores de Brooklyn a Manhattan, la necesidad de encontrar una manera más eficaz de transportarlos a la costa de Manhattan, se hacía imperativa.
De hecho, fue el mal tiempo, el que dio la idea de construir un puente al ingeniero alemán John Augustus Roebling en 1852. El propietario de una empresa metalúrgica, Roebling intentaba llegar a Brooklyn con el Atlantic Avenue-Fulton Street Ferry, pero no lo consiguió debido al hielo que cubría el río. Fue en aquel mismo momento que decidió construir la obra de ingeniería que todos conocemos hoy. La idea de Roebling fue recibida con entusiasmo por los gobernantes tanto de Manhattan, como de Brooklyn, que pusieron los planes del ingeniero en marcha, e invirtieron 14 años en terminar su construcción.

Desafortunadamente, el propio John Roebling nunca llegaría a ver el puente que había diseñado, ya que murió tras un accidente. Pero él no sería el único en perder la vida durante la construcción: 27 del total de 600 trabajadores que formaban parte del proyecto, murieron mientras trabajaban en el puente. Incluso el hijo de John Roebling, Washington Roebling, quien se hizo cargo de la dirección del proyecto, sufriría de Síndrome de descompresión y estaría en su lecho de muerte, durante la inauguración del puente, un 24 de mayo de 1883.

Ese día, cerca de 150.000 personas cruzaron el puente.En 1898, quince años después de la apertura del puente de Brooklyn, los ciudadanos de Brooklyn decidieron convertirse en una ciudad de Nueva York, por votación.

Una hazaña de la ingeniería del siglo XIX

Roebling no solo consiguió construir un puente que parecía increíblemente fuerte, sino un puente que también lo era. Y eso es porque los cables del puente de Brooklyn, de los cuales el más grueso tiene un diámetro de 28 cm, están anclados en el suelo y evitan que el puente colapse. Pero incluso si los cuatro cables más fuertes se soltasen, los otros cables todavía serían suficientes para sostenerlo. Roebling incluso alegó que el puente no se vendría abajo sin ninguno de los cables, simplemente se hundiría con el tiempo.
Pero aún después de la inauguración, muchos neoyorquinos no estaban convencidos de que el puente fuese seguro y, con el fin de callar a los escépticos, en 1884 se transportó una caravana de animales de circo, con una manada de 21 elefantes, a través del puente. Eso, por fin, los convenció.

En la actualidad, cada día miles de personas cruzan el puente, que atraviesa el río al este de Brooklyn y Manhattan y se extiende una longitud de aproximadamente 1.8 km. El tramo entre las grandes torres mide 486 metros, convirtiéndolo en el puente colgante más grande del mundo.

La característica más notable del puente de Brooklyn son las dos torres de piedra, con sus arcos góticos de 84 metros de altura, a las que se unen muchos de los cables. Roebling afirmó al diseñar los planes, que estas torres convertirían al Puente de Brooklyn, en un monumento histórico, y se le dio la razón en 1964 cuando, se convirtió oficialmente en un monumento nacional estadounidense.
El puente consta de un sendero peatonal elevado, que ofrece la oportunidad de cruzar el río sin ser molestado por el tráfico, que circula por un nivel inferior. Este sendero muestra también una gran vista de las torres y de los edificios del centro de Manhattan. Los puntos de mira atraen a millones de visitantes a cada año. Y si lo cruzáis por la noche tendréis una de las imágenes más características de Nueva York, la de los edificios de Manhattan iluminados.


Nueva York
ofrece infinidad de lugares que visitar, muchos de ellos, imprescindibles, y sin duda, en los puestos más altos de esa lista, se encuentra el cruzar (no basta con verlo a lo lejos) el puente de Brooklyn (Brooklyn Bridge en idioma local). Es difícil que alguien no lo haya visto antes de visitar la ciudad en alguna película, serie, póster, cuadro o cualquier otro lugar imaginable; es una de las estampas más fotografiadas y filmadas de la ciudad, y tiene motivos de sobra para serlo.

Puente Brooklyn Nueva York 04
Arco del puente de Brooklyn

Situado al sur-este de la isla de Manhattan une, como su nombre bien indica, la isla con el barrio de Brooklyn por encima del East River, desde el año 1883, fecha en la que fue terminado y nombrado como el puente colgante más grande del mundo, título que ya no ostenta en la actualidad. El río se puede cruzar con otro puente que se encuentra muy próximo a él, el Manhattan Bridge, el cual es de uso exclusivo para un par de líneas de metro.

Tiene una longitud de algo más de 1.8km, y a cualquier hora del día (no contamos horas nocturnas) es fácil encontrar centenares de personas cruzando en ambas direcciones, bien a pie o en bici. Para ello, el recorrido está dividido en 2 por una línea que separa la zona para peatones y la zona para bicicletas, las cuales pasan a velocidades de vértigo en los tramos de descenso, así que mucho cuidado con pararse en este carril. Por debajo, un denso, lento y normalmente ruidoso tráfico circula en ambos sentidos.

Durante el recorrido, especialmente el de ida hacia Brooklyn, uno se detendría cada 5 metros para tomar una instantánea del skyline de Manhattan. Es realmente fascinante contemplar la ciudad y los rascacielos a medida que se van alejando. Los puntos clave para tomar fotografías son las 2 zonas de los arcos, donde el puente se ensancha y es más fácil detenerse, y donde los impresionantes soportes de acero que sustentan el puente permiten tomar las mejores capturas con la ciudad de fondo.

Puente Brooklyn Nueva York 01
Downtown desde puente de Brooklyn
Puente Brooklyn Nueva York 02
Midtown desde puente de Brooklyn
Puente Brooklyn Nueva York 03
Paso de coches desde puente de Brooklyn

Durante el camino, y al igual que sucede en otros puentes alrededor del mundo, muchos de los peatones (entre los que nos encontramos nosotros) dejan huella de su paso por el puente con el ritual de enganchar un candado allá donde la estructura del puente lo permita; desconocemos por cuanto tiempo permanecen allí, pero de un año para otro nosotros notamos mucha más cantidad de candados… ójala perdure en el tiempo 🙂

Puente Brooklyn Nueva York 05
Candados en el puente de Brooklyn

Tan pronto pongamos pie en Brooklyn (una inscripción en el suelo nos lo advertirá), existen 2 lugares para contemplar Manhattan en todo su esplendor, ambos correspondientes al Brooklyn Bridge Park. A mano derecha, existe una gran zona ajardinada con un tio-vivo que hace las delicias de los más pequeños. A mano izquierda, nuestro lugar favorito, con una pequeña ‘playa’ de piedra y escalones de gran tamaño, situado casi a los pies del Manhattan Bridge, ideales para sentarse a contemplar tan increíble panorámica. Además, dispone de una zona ajardinada donde es fácil encontrar, los fines de semana, a decenas de recién casados con sus respectivos fotógrafos (y limusinas, por supuesto).

Puente Brooklyn Nueva York 06
Skyline de Manhattan desde Brooklyn Bridge Park

Personalmente, os recomendamos calcular la hora de puesta de Sol para cruzar hasta Brooklyn y aseguraros de ver lo que sin duda se convertirá en el mejor anochecer que nunca hayáis vivido. Para ello, calcular que cruzar el puente son unos 25 minutos más otros 5 minutos en llegar a los miradores. De este modo, podréis fotografiar Nueva York y el skyline del Downtown con luz natural y poco después de noche. Nosotros, en nuestra segunda visita a la ciudad, decidimos hacer el camino de vuelta mientras caía la noche en lugar de esperar a que anocheciera completamente, así pudimos tomar unas bonitas fotografías mientras Manhattan se iluminaba minuto a minuto.

Sea la hora que sea y haga el tiempo que haga, no dejéis pasar la oportunidad única que cruzar el puente de Brooklyn supone.

Puente Brooklyn Nueva York 08
Empire State desde el puente de Brooklyn
Puente Brooklyn Nueva York 07
Paso de coches en puente de Brooklyn

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

[paypal-donation]
Publicidad para tí
Etiquetas
Mostrar más

Nacho Villen

Apasionado de la tecnología, las redes sociales y el mundo Apple. La ciudad de mis sueños: Nueva York, sobre la cual comparto mis vivencias y conocimientos en este blog personal.

Publicaciones relacionadas

10 comentarios

  1. Hola Nacho, tengo muchas dudas para ir desde Brooklyn a cruzar el puente hacia Manhattan, donde quedan las escaleras de acceso para subir al Puente de Brooklyn? Gracias

  2. Hola, nacho quería hacerte una consultan en el mes de julio estare con mi familia en NYC y quería saber si me recomiendas cruzar el puente en bicicleta o a pie y también quería saber cuanto se tarda aproximadamente en hacerlo.
    Saludos

    1. Sin lugar a dudas… ¡A PIE!. El tiempo depende un poco del ritmo de paso que llevéis y del tiempo que os paréis a hacer fotos (que será mucho)… pero calcular que entre unas cosas y otras, serán unos 30 minutos. No tengáis prisa en llegar al otro lado y aprovechar las vistas para hacer miles de fotos y disfrutar de la sensación que produce cruzar algo tan mítico como ese puente 🙂

  3. Hola Nacho, excelente tu blog… he seguido tus publicaciones desde hace varios meses ya que viajaré a NY a fines de junio con mi esposa e hija, y déjame decirte que no te imaginas cuánto nos han servido tus consejos y recomendaciones en todos aspectos. Te quiero hacer una pregunta en relación al puente de Brooklyn: al cruzarlo desde Manhattan a nivel de vista de calle en el Google Maps como si uno fuera a pie, parece que sólo hay salida hasta Tillary St. y para llegar a Brooklyn Bridge Park hay que regresarse un largo tramo por la calle Cadman Plaza W al lado del gran parque con ese mismo nombre y seguir por Old Fulton St. ¿esto es correcto?, es decir ¿sí es el camino más corto para llegar o hay alguna salida peatonal anterior que permita acortar el camino a B.B. Park?

    Muchas gracias de antemano y nuevamente felicidades por este gran blog que nos sirve de tanto a tantos viajeros. Esperamos a nuestro regreso poder contribuir con algo que también ayude a alguien más.

    Un fuerte abrazo desde México, D.F.

    1. ¡Gracias Pepe! No es necesario ese recorrido tan largo que comentas. Casi al final del puente dirección Brooklyn, en el suelo, verás una inscripción que pone «WELCOME TO BROOKLYN». A escasos metros, hay una salida peatonal a través de unas escaleras en el lado izquierdo que te dejan justo debajo del puente, y desde ahí, a mano izquierda todo recto hacia DUMBO y BB Park 🙂

      1. ¡Mil gracias por tu respuesta Nacho! Ya te estaremos platicando qué tal nos fue en esa y otras visitas que hagamos. Estamos en contacto. Saludos.

  4. EL mes de marzo del 2015 cruce el puente desde Brooklin a Manhatthan fue toda una experiencia llena de adrenalina y felicidad al pasar por tan majestuosa obra de ingenieria…aun lo mantengo vigente en mi mente y no olvidare todo lo feliz que fui al pasar dicho puente aunque no llegue a donde estaban los candados porque esto esta en sentido Manhattan – Brooklin

¿Algún comentario? ¡Compártelo con nosotros!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar