La ciudad

Historia de Nueva York

Conoce de cerca la historia de la Gran Manzana a través de los siglos

Nueva York es hoy una urbe multitudinaria cuyo perfil de rascacielos aglutinados se reconoce en cualquier lugar del mundo.  Pero, ¿de dónde viene esta metrópolis? ¿Cómo era este lugar inédito antes de ser poblado por colonos Europeos? ¿Y cómo ha llegado a ser lo que es hoy? En este artículo te vamos a contar al detalle cuál es la historia de la ciudad de Nueva York.

Los primeros habitantes en Nueva York y llegada de colonos Europeos

Los primeros habitantes conocidos de la actual Nueva York eran la nación indígena norteamericana Lenape, cuyo nombre significa “el pueblo” o “la gente de verdad”.  Ellos vivían en la zona de Nueva Jersey, Pensilvania oriental, Nueva York y Delaware. Los Lenape se sustentaban de la caza y de la agricultura. Estaban organizados en clanes determinados por descenso matriarca. La propiedad de la tierra era colectiva. Y se dedicaban a practicar el cultivo intensivo de maíz.
Los primeros exploradores holandeses empezaron a indagar en esta región de Norteamérica en 1609 bajo la dirección de Henry Hudson. Pero solo en el año 1624 se establecería en la zona la poderosa Compañía Neerlandesa de las Indias Occidentales. Estos enviarían unas 30 familias a vivir y a trabajar en un pequeño asentamiento en la «Isla Nutten» (la actual Governor’s Island), a la que llamaron Nueva Amsterdam.

Lo que os contamos a continuación es casi inverosímil si tenemos en cuenta el precio de un apartamento en Nueva York hoy en día.  En 1626, el gobernador general de la colonia, Peter Minuit, les intercambió la isla de Manhattan con los nativos por bienes comerciales como herramientas y útiles agrícolas de un valor de 60 florines.
Increíble, ¿verdad?

Las 300 personas que vivían inicialmente en la Nueva Amsterdam de por aquel entonces se multiplicaron rápidamente. En 1760 la población de la ciudad superaba los 18.000 habitantes. Los británicos se habían apoderado de Nueva Amsterdam en 1664. Dándole el nombre de Nueva York, y pronto el enclave británico pasaría a ser la segunda ciudad más grande de las colonias americanas. 
Entre los años 1760 y 1770 Nueva York fue un foco de actividad anti-británica, pero a pesar de las dificultades que eso les causaba, el Parlamento británico, valorando la importancia estratégica de Nueva York, luchó ferozmente contra el Ejército Continental de George Washington en Brooklyn y Harlem Heights, y Nueva York cayó a los británicos. Sirvió como una base militar británica hasta 1783.

 

El siglo XIX – la inmigración masiva de Europa

En la década de 1800, con la apertura del Canal Erie Canal que daba acceso a los Grandes Lagos, Nueva York se convirtió en uno de los puertos marítimos más importantes del Océano Atlántico, y en un gran centro comercial. Esto condujo a un crecimiento demográfico importante en la ciudad más grande de los Estados Unidos.
En 1820, con una población 202.589, se convirtió en la ciudad más grande del hemisferio occidental, recibiendo inmigrantes de orígenes cada vez más diversos, incluyendo los Países Bajos, Inglaterra, Francia y Alemania, así como sirvientes y esclavos africanos, quienes desempeñaron un papel particularmente importante en la economía del algodón.
A medida que la ciudad iba creciendo, se iba mejorando su infraestructura. El «Plan del Comisionado» de 1811 diseñó el famoso plano cuadriculado de las calles y avenidas de las partes menos desarrolladas de Manhattan al norte de Houston Street. En 1837, comenzó la construcción del acueducto de Croton, que proporcionaría agua limpia para la creciente población de la ciudad. Ocho años después, la ciudad fundó su primera agencia municipal: el Departamento de Policía de Nueva York.
Mientras tanto, los inmigrantes se iban sumando, primero de Alemania e Irlanda, durante la década de 1840 y 50 y luego de Europa del Sur y del Este. Poco a poco, estos se fueron instalando en diversos barrios étnicos, empezando sus propios negocios, uniéndose a sindicatos y a organizaciones políticas, construyendo iglesias y clubes sociales.

El siglo XX – desafío tras desafío

A pocos años de recibir el nuevo siglo, en 1895, los residentes de todas las ciudades independientes de la época: Queens, The Bronx, Staten Island y Brooklyn, decidieron «consolidar» sus localidades con Manhattan, para así formar el área que pasaría a conocerse como «Gran Nueva York o Greater New York». El 31 de diciembre 1897, la ciudad de Nueva York pasó de tener una superficie de 60 kilómetros cuadrados y una población de un poco más de 2 millones de personas a tener, un día después cuando el plan de consolidación entró en vigor, un área de 360 kilómetros cuadrados y una población de alrededor de 3.350.000 personas.
El siglo 20 no fue siempre fácil para Nueva York, ni para otras muchas ciudades estadounidenses. La Gran Depresión, las consecuencias de las Guerras Mundiales, la desindustrialización, y el abandono de las ciudades de la población con mayor poder adquisitivo para vivir en las zonas residenciales de sus periferias, afectaron negativamente a esta gran urbe. Sin embargo, la Ley de Inmigración y Nacionalidad de 1965 Hart-Cellar hizo posible la entrada de inmigrantes procedentes de Asia, África, el Caribe y América Latina, y ayudó a que estos revitalizasen muchos de los barrios que habían sido algo olvidados.

Nuestro Nueva York hoy en día

Una joya urbana y cultural de todos, Nueva York sufrió el peor ataque terrorista de la historia de los Estados Unidos el 11 de septiembre de 2001, cuando un grupo de terroristas estrelló dos aviones secuestrados contra los edificios más altos de la ciudad: las torres gemelas del World Trade Center. A pesar de la catástrofe, la ciudad ha conseguido mantenerse como un centro financiero y turístico muy importante, y ahora recibe más de 40 millones de turistas cada año.
En la actualidad, de los 8 millones de neoyorquinos que viven en los cinco condados que componen la ciudad, más de un tercio nació fuera de los Estados Unidos. Este multiculturalismo que caracteriza a Nueva York, es lo que hace que mantenga su título de capital cultural de los Estados Unidos.

Y ahora que conoces la historia de Nueva York…¿Estás dispuesto a viajar a Nueva York?

Publicidad para tí
Etiquetas
Mostrar más

Ruben Justicia

Publicista especializado en marketing digital. Creativo, inquieto y emprendedor. Viajé por primera vez a Nueva York con 20 años para aprender inglés americano. Para los EEUU no era más que un niño menor de edad, para mí un reto personal.

Publicaciones relacionadas

¿Algún comentario? ¡Compártelo con nosotros!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar